Desde el ángulo de las matemáticas, que es una ciencia formal que parte de axiomas y sigue razonamientos lógicos, estudia las propiedades y las relaciones entre entidades abstractas; entendemos por asociatividad la “propiedad de una ley de composición, según la cual pueden asociarse varios factores de un sistema ordenado y sustituirlos por el resultado de la operación parcial efectuada con ellos, sin modificar el resultado final”.

Eso significa que la suma del esfuerzo de tres personas (A, B, C) da cien, por colocar un valor, y la suma de dos de ellas da sesenta y la tercera es cuarenta, da lo mismo sumar A + B de un lado y luego agregarle C, que hacer una suma lineal de A + B + C, que siempre dará cien.

Eso es así en las matemáticas, que es una ciencia con altísimo grado de certidumbre, no es igual en la asociatividad social, entre seres humanos, donde las cosas son distintas.

En sociología organizacional, la asociación es la unión libre de personas, grupos u organizaciones con fines propios, en el que las unidades agrupadas como miembros aportan su contribución en la realización de los objetivos comunes. De acuerdo a la definición antes señalada, son asociaciones las cooperativas, sindicatos, gremios, grupos de interés como las asociaciones productivas, entre otras.

Un punto nodal de lo explicado en el párrafo anterior, es la condición de “unión libre” que, sin entrar en profundidades sobre el alcance de esta afirmación,  establece una gran diferencia de las organizaciones en los países con regímenes autoritarios de partido único, y los democráticos donde impera la pluralidad, aunque se encuentre en muchos casos condicionada.

Desde que el ser humano entendió que era importante asumir una conducta gregaria para sobrevivir, la asociatividad ha sido el hilo conductor de la historia de la humanidad. Alli se conjugan muchos conceptos, como el de cooperación, empoderamiento, equidad, entre otros, los que son esenciales en nuestra sociedad para lograr que se organicen los ciudadanos en entidades exitosas.

De allí que los poderes legislativos de los Estados, regulan la asociatividad, en algunos casos promoviéndolas como elemento social de desarrollo, pero en otros, con el fin de castrarlas e impedir su desarrollo como centros de incentivos a la iniciativa individual y colectiva.

En próximos artículos, iremos trabajando el tema, en función del interés colectivo. 

 

Isidro Toro Pampols es analista político

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

Acerca de Nosotros

Somos un medio de comunicación alternativo dominicano en la red.

Misión: Poner a tu disposición Noticias frescas y al momento, tanto a nivel nacional como internacional

Visión: Ser un medio informativo sobre los acontecimientos sociales, políticos, económicos, artísticos y deportivos que ocurren en la República Dominicana y en otras partes del mundo. Promoviendo además los valores sociales, históricos y culturales de nuestro país.

Nuestra Oficina

Estamos ubicados en:
C/ Cachón de la Rubia No. 15
809-707-4880
lasultimasnoticias.net@gmail.com

Ultimas Noticias

20
Jun2018

Las mujeres se reafi...

BOGOTÁ. La elección este domingo de Marta Lucía Ramírez como vicepresidenta de Colombia y el recient...

20
Jun2018

Otra importante inic...

Santo Domingo.- Como parte fundamental del desarrollo y espíritu de trabajo procurando importantes s...

20
Jun2018

El matrimonio puede...

MADRID.- El matrimonio puede proteger contra el desarrollo de enfermedades cardiacas, derrames y otr...

20
Jun2018

La Ministra de la Mu...

Santo Domingo.- La ministra de la Mujer, Janet Camilo, presentó a los miembros del Consejo Directivo...