Santo Domingo.- En algunos museos de Antropología e Historia, como el de México, se recrea en imágenes la trepidante caza del mamut. Podemos observar a un grupo de hombres semidesnudos y apertrechado con largas varas que se suponen lanzas, quienes luchan por dominar y matar a un inmenso paquidermo que le garantiza la subsistencia por un tiempo, tanto a ellos como a los que aguardan con ansiedad el resultado de la expedición en alguna cueva cercana o bajo el resguardo de una improvisada enramada que los guarecen del sol y la lluvia.

La primera ganancia de estos prehistóricos habitantes es el hecho de interiorizar en cada miembro del grupo que los otros son la condición necesaria para lograr la posibilidad de la satisfacción de la necesidad tanto de los otros como la suya. Cuando se establece este vinculo a partir de la necesidad, se construye una estructura asociativa con objetivos, tareas y distribución de roles que le dan un perfil propio a la agrupación resultante. La asociatividad se erige como una noción inmanente al ser humano.

La casa representa el principio de la vida civil sedentaria. Cuando los hombres tuvieron viviendas como abrigos protectores y los muros de las ciudades constituyeron la base de la seguridad comunitaria, a partir de ese momento pudieron desarrollarse las artes, las ciencias y las instituciones sociales, más allá de las expresiones artísticas prehistóricas conservadas en algunas cavernas.

Así que el arte de construir, como de cualquier ciencia o institución social, no puede ser fruto del esfuerzo y la experiencia de una persona aislada. Al igual que los primeros cazadores de mamut tuvieron la necesidad de agruparse, los antiguos constructores debieron asociarse para trasmitir conocimiento, compartir aprendizaje y crear sobre la base del aporte colectivo. Recordemos que eran privilegiados quienes manejaban el idioma, lo leían y escribían, además tenían conocimientos de aritmética, geometría y astronomía, tan necesarias para levantar edificios civiles, militares o religiosos.

Así como existieron las asociaciones de constructores, concurrieron las de artesanos, religiosas, fúnebres, de sanación, entre otras. Estas entidades requerían una unidad de concepto y de dirección bajo una autoridad superior quien usualmente recibía el titulo o trato de magister. Pero estas agrupaciones no eran estructuralmente verticales entre los poseedores del conocimiento, ya que el magister necesitaba de los maestros de obra, especialistas y otros versados en aspectos de los oficios que eran indispensables para llevar adelante el trabajo. Se reconocía por ende el liderazgo de las luces, pero se imponía una dirección horizontal entre aquellos iguales que participaban de la comprensión de ciencias tan complejas como la aritmética y la geometría, necesaria para ser un excelente cantero, escultor, perito en arcos, bóvedas, cúpulas, entre otras experticias exigidas para levantar imponente edificios o fabricar complicadas maquinas de guerras como los arietes, catapultas y torres de asedio. 

La asociatividad es inmanente al ser humano y si bien la historia ha evolucionado por razones económicas, geográficas, religiosas, políticas, o por todas ellas vistas en su conjunto, siempre ha estado presente el asociacionismo.

Visto lo anterior, la asociatividad la tenemos presente como denominación colectiva para los procesos sociales de acercamiento, reunión, adaptación social, nivelación y unión, los cuales se oponen a los de disociación tales como la separación, rivalidad, oposición o conflicto. Si el deseo de superación es inherente al ser humano, para el prójimo es inmanente el de asociatividad.

Por Isidro Toro Pampols / El autor es consultor organizacional, asesor del Idecoop.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

Acerca de Nosotros

Somos un medio de comunicación alternativo dominicano en la red.

Misión: Poner a tu disposición Noticias frescas y al momento, tanto a nivel nacional como internacional

Visión: Ser un medio informativo sobre los acontecimientos sociales, políticos, económicos, artísticos y deportivos que ocurren en la República Dominicana y en otras partes del mundo. Promoviendo además los valores sociales, históricos y culturales de nuestro país.

Nuestra Oficina

Estamos ubicados en:
C/ Cachón de la Rubia No. 15
809-707-4880
lasultimasnoticias.net@gmail.com

Ultimas Noticias

14
Jul2018

Azulejos frenan en 1...

BOSTON. Kevin Pillar bateó cuatro hits y Justin Smoak aportó tres imparables, entre ellos dos jonron...

14
Jul2018

Aduanas informa se m...

SANTO DOMINGO. La Dirección General de Aduanas (DGA) ha informado a parte de sus usuarios sobre la s...

14
Jul2018

El Madrid ha vendido...

El Real Madrid ha vendido mucho gol con el traspaso de Cristiano, pero no es el único año que lo ha...

14
Jul2018

Senasa reitera no re...

El Seguro Nacional de Salud (SeNaSa) precisó ayer que garantiza a sus afiliados los servicios de ana...