"Para poder construir futuro hay que  abrazar con amor y determinación el presente y saber asimilar las cosas buenas del pasado".

San Cristóbal de sus  entrañas  parió dos presidentes  de la  República: José María Cabral  Luna y Rafael Leónidas Trujillo Molina. Es una verdad tan nuestra como el indisoluble lazo de ser cuna de la primera Constitución Dominicana.

El Río Nigua a pesar de su rostro sepulcral es intrínsecamente esencia de  la historia  de la comunidad, nunca se podrá escribir de San Cristóbal sin desnudarlo completamente.

Si de pronto caminamos por  el hacer  literario, nos encontramos con Tulio Manuel Cestero, Zacarías Espinal, Osvaldo Bazil, Sócrates Barinas, Odalis Pérez Nina, Diógenes Valdez, hijos de San Cristóbal de trascendencia nacional e internacional.

 Músicos de este terruño ocupan  asientos principales en la Orquesta Sinfónica Nacional; nuestros artistas plásticos  se destacan aquí y el extranjero; profesionales del lar  son ejecutivos en empresas de prestigio mundial; en el mundo diplomático de carrera abunda gente del patio…

La capacidad de asumir  ese legado con orgullo,  ayudará  en la ruta de respeto  y valoración que necesitamos con urgencia.

San Cristóbal tiene un olor a esperanza…

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s