La República Dominicana hace unos años inició un proceso de Planificación estratégica cuando en el año 2010 promulgó su nueva Constitución y en la misma se hizo constar en los Artículos 241, y 242 la constitucionalidad de la Ley de Estrategia Nacional de Desarrollo y el Plan Nacional Plurianual, ambos instrumentos buscan ver la forma de como cumplimos metas a mediano, corto y largo plazo para llegar al Estado que soñamos.

Pero, resulta que, en la actualidad, a 8 años de poner en vigencia la Estrategia Nacional de Desarrollo, ni el gobierno, ni la clase política y la población en sentido general saben con que se cuenta.  Entre sus ejes estratégicos hay tres: el primero va de la mano con el Artículo 7 de nuestra constitución, de un Estado Social Democrático y de Derecho ese primer eje se propone trabajar en el logro de cuatro objetivos Generales:

1- Administración Pública eficiente, transparente y orientada a resultados.

2- Imperio de la Ley y Seguridad Ciudadana.

3- Democracia Participativa y Ciudadanía Responsable.

4- Seguridad y Convivencia Pacífica.

Solo me quedaré en este eje, por razones muy importante para los fines que quiero ilustrar, pero que invitó a que puedan indicar y estudiar esta ley, Ciudadanos y a la clase política en sentido general, cómo podemos ver este primer eje es fundamental para poder tener las aspiraciones que nos estamos proponiendo para llegar a construir un país como lo añora la sociedad dominicana, como lo es Chile hoy.

Siendo realistas, y como vemos en esos 4 objetivos generales que debemos trabajar, solo en el primero estamos,  teniendo como norte llegar a los puntos que el Estado se ha propuesto, pero en relación al 2 y al 4, estamos muy pero muy por debajo de llegar a la primera década de dicha estrategia con resultados favorables, porque la seguridad Ciudadana está siendo afectada en términos de percepción y realidad, arropando a lo largo y ancho del país una problemática que nos está creando un grave problema para que está anhelada aspiración se puedan cumplir en sentido general.

Es hora de que pongamos claramente en ejecución un Pacto de Seguridad Ciudadana y De Seguridad Nacional haciendo énfasis en el Artículo 33 de la La Ley END, para poder recuperar el espacio perdido y poner en ejecución un verdadero plan para enfrentar con las herramientas necesarias estas problemáticas que afectan a la sociedad dominicana en su conjunto.

No quiero dejar de tocar el tema político partidista ahora que tenemos una Ley de Partidos, la fiebre no está en la sábana en cuanto a la clase política y los cambios que están sucediendo en varias partes del planeta, recordar que ese fenómeno inicio en la República Dominicana o podemos decir que fue uno de los primeros países con EE.UU y otros que empezaron a hacer cambios de mando con Jóvenes y con Partidos No Tradicionales en el Poder. En 1996 entra como Partido distinto a los tradicionales al Gobierno el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), con Leonel Fernández con 43 años de Edad como Presidente y en otros países de la Región entraron otros actores como por ejemplo Correa y Chávez en Venezuela, estos últimos vemos por donde están, en estos momentos sus partidos y sus políticas en relación a cómo va la República Dominicana y Bolivia desde la fecha de esos mismos procesos, es bueno ver las cosas con profundidad y objetividad en estos fenómenos y todo lo que está detrás de ellos, en cada sociedad que se presenta muy similares pero con la realidad histórica de cada uno de los pueblos que se ven envueltos como es el caso más reciente de Nayib Bukele, en el Salvador si los jóvenes quieren ser la diferencia tienen que hacer notar que sus postulados y propuestas son diferentes, en realidad y hacerlo cuesta un sacrificio y un rompimiento con esquemas del pasado, si en verdad quieren tener resultados favorables, estudien los fenómenos y se darán cuenta que la fiebre no está en la sábana.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s