ESPAÑA. Al regresar de las vacaciones, cuando hay que volver al trabajo, los horarios e infinidad de actividades y obligaciones cotidianas, muchas personas se sienten inclinadas a apuntarse a un gimnasio, añadiendo otro compromiso a una agenda de por si apretada.

La antigimnasia es un trabajo corporal fundamentado en la escucha del cuerpo y en movimientos sencillos y potentes que, según sus seguidores, permite ejercitar a fondo todos los músculos con un objetivo: estar y vivir mejor. También indican que puede ser un método ideal para que la pendiente psicológica y física que hay que subir para recuperar el ritmo de vida habitual.

“El retorno a la vida diaria es ideal para iniciarse en esta técnica, porque ayuda a que no se reinstalen en nuestro cuerpo tensiones y el estrés que acompañan la vuelta al trabajo, el tráfico, las obligaciones, la falta de tiempo...”, explica a Efe, Ana Piñeiro, profesional especializada en antigimnasia.

“El método no requiere de una práctica exhaustiva y, además, no precisa de demasiado tiempo ni sobrecarga nuestra agenda, ya que una hora y media a la semana es suficiente”, apunta.

“Es un alternativa perfecta a la gimnasia tradicional, que permite recobrar el bienestar y la energía, mejorar la flexibilidad y la movilidad, liberar la respiración y limitar el estrés, por lo que ¡contribuye a mantener los beneficios de las vacaciones durante todo el año!”, enfatiza la responsable Comunicación de Antigym España (www.antigimnasia.com) .

Fuente

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s