Santo Domingo.- Los problemas en el esófago, laringe y tráquea, conocida como vía aérea superior, y que terminan con una traqueotomía, condenan al paciente a perder la voz, por un tiempo o para siempre, así como al rechazo social y en el peor de los casos, a la muerte.

Solo en el primer trimestre de este año el hospital infantil Robert Reid Cabral reporta cinco casos, mientras que en el año suman cientos los niños que se ven afectados por esa condición de salud provocada por la ventilación mecánica prolongada.

La patología es común en bebés prematuros y en personas que han tenido alguna lesión, debido a accidentes de tránsito.

Ayer la directora del hospital, Nereyda Solano, puso en funcionamiento la primera unidad integral para ese tipo de patología. Informó que la unidad servirá para apoyar las áreas de cuidados intensivos, neonatales, neumología y pediatría en General.

“Tendremos orientación a los padres, cuidado e higienización de los dispositivos”, dijo Solano.

Las patologías agudas del tracto respiratorio superior representan la causa más frecuente de consultas ambulatorias, hospitalizaciones y muertes por enfermedades infecciosas.

La traqueotomía consiste en crear una abertura a través del cuello dentro de la tráquea, donde se coloca una cánula para que el paciente pueda respirar.

El otorrino Marcos Mirambeaux es el coordinador de la unidad, y explicó que esta condición tiene un alto costo y que el tratamiento requiere de extremo cuidado, porque la persona fácilmente se puede asfixiar.

Fuente/DL

 

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s