Colapsa la Provincia Altagracia…los políticos bailando su propio son

Dario Yrrizarri.

DETRÁS DEL HORIZONTE | Por:  Dr. Darío Yrizarry | El municipio de Higüey y los Distritos Municipales (especialmente Verón Punta Cana) aquellos otrora hatos sin perspectiva de desarrollo alguno, son los mismos que hoy inciden y deciden directamente en la valoración de la República Dominicana frente al turismo mundial como generador de divisas,  y que a la vez su evolución social se ha paralizado a causa de los lideres locales cuyos resultados se difuminan en antagonismos políticos insulsos.

Colocada en el mismo “trayecto del sol”, afluente económico de principalía en la  región, el crecimiento exponencial “in crescendo” experimentado en la provincia ha resultado avasallador  con las autoridades que hemos tenido en los últimos periodos de gobiernos,  visto el desastre urbanístico y colapso de los servicios básicos que presenta nuestra comunidad, no obstante los grandes volúmenes en dólares que desde aquí se generan.

No ha resultado convincente a los gobiernos de turno que el municipio y su enclave turístico se hayan colocado en los mayores receptores de mano de obra del País, condición esta que ha elevado la Provincia Altagracia a niveles de la más importante del área del Caribe.

Hemos experimentado un crecimiento demográfico espectacular y pernicioso, con un paralelismo totalmente divorciado a la “condición social estacionaria” de la realidad en que vivimos, producto de la negligencia de nuestras autoridades por omisión a los reclamos de nuestras necesidades.  

El desarrollo hotelero y su gran potencial aún sin explotar ha permitido colocar a la media Isla caribeña en el objetivo de las instituciones que manejan la economía del mundo, tales como el Banco Mundial, Unión Europea, Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Agencias de las Naciones Unidas , la AECID Española, entre otras.

En puntos diametralmente opuestos se encuentran las vías de ejecución de las obras que necesita la provincia, ubicando visiblemente a Punta Cana, en una especie de pasarela política de moda para los actuales funcionarios, incluyendo al Presidente, aquel Abinader que ha sido coronado como el Rey del Palazo en obras de inversión extranjera, quien no ha visitado ni una sola vez al municipio cabecera después de haber obtenido el triunfo.

En contra posición con lo antes expuesto, la realidad de la situación actual en la Provincia  nos da de frente y niega la imagen vendida como “República del Mundo”, ciertamente puerta de entrada por donde se llega al destino turístico más visitado de la región, no así el más amigable y accesible.

El panorama tétrico que presenta la Provincia y su municipio cabecera es desolador y preocupante. Casi cuatrocientas mil personas (numero aproximados) movilizándose entre los residentes y ambulatorios, han sido más que suficientes para una comunidad que no ha sido preparada para su crecimiento presente y  futuro, por lo que su colapso se hace eminente. Las deficiencias reales y comprobables de los servicios básicos persisten y son abrumadoras, aquellos que sus existencias se hacen imprescindibles en una sociedad moderna.   

El destino turístico del cual nos sentimos orgullosos carece de agua potable, energía eléctrica limpia y permanente, recolección de desechos sólidos, relleno sanitario moderno (vertedero a cielo abierto todavía en uso), ausencia de reciclaje en la recolección de la basura, aguas residuales no tratadas, red vial obsoleta,  orden racional en el transporte urbano, ordenamiento territorial entre otros. Mientras todo esto persiste y subsistimos entre el hedor y las ratas, el Ministro de Turismo y sus edecanes surcan los cielos ignorando la miseria de los barrios, aterrizando en el confortable enclave turístico. Así si es bueno.

El entorno de Veron Punta Cana fue visitado el pasado año 2020 por un equipo periodístico Catalán a responsabilidad de Alba Sud, una asociación española con presencia en varios países latinoamericanos dedicada a estudios e investigaciones del desarrollo social, en los destinos turísticos del mundo, ocasión en que reportaron hechos e imágenes vergonzosas de la arrabalizacio de  nuestra comunidad como resultados a sus investigaciones, distanciada a años luz de lo que vendemos como marca país. 

Las oficinas gubernamentales locales prestadoras de servicios ciudadanos, a pesar de que sus funcionarios y empleados hacen esfuerzos sobrehumanos para revertir las deficiencias que se muestra en ellas,  lo inadecuado de sus instalaciones por obsolescencia se les hacen tarea imposible dar un servicio eficiente a los usuarios.

La falta de estructuras físicas que hagan de esas oficinas funcionales en el Municipio cabecera, hacen de ellas un servicio extremadamente tedioso.

Muchas veces responsabilizamos a los servidores públicos que día tras día rinden tributo a su trabajo asignado. Pero la honestidad ha de prevalecer sobre las mentiras y por ello debemos testificar que los empleados de estas oficinas no guardan relación alguna de los vejámenes que recibe el usuario. Estos,  acompañados de altos funcionarios  hacen lo humanamente posible para satisfacer a cada ciudadano que se presenta en busca de sus servicios.

El edificio donde se aloja la Junta Municipal Electoral se hace deficiente. La inexistencia de baños públicos al servicio de los usuarios es contraproducente e irracional, por lo que se hace necesario la construcción de un moderno edificio para estos fines. 

Quienes se relacionan íntimamente con las necesidades básicas de nuestra comunidad son aquellos funcionarios locales, los que en el pasado reciente fueron elegidos para hablar por sus gentes, aquellas mismas gentes sudorosas que decidieron votar por ellos y que hoy los ignoran. Abogar a favor de su pueblo es decoroso sin importar si esto lastima su gobierno.

El Senador, los Diputados electos y funcionarios gubernamentales  pasado poco hicieron para adecuar estos servicios e ir paralelamente con el crecimiento de la zona turística.

De modo que los que hoy están de turno tienen que empoderarse para exigir de manera firme la adecuación de los servicios que esta provincia amerita, sin importar banderías políticas, aquellas que tanto ha retrasado nuestro desarrollo.

Otras obras como la construcción de un nuevo mercado municipal y servicio de energía eléctrica permanente no se hacen esperar.

La bola está en la cancha. Quien se anime a jugar en equipo tiene las posibilidades de ganar, sin intentos de protagonismos unipersonales, aquellos que políticamente acostumbran hacer para satisfacer sus egos personales.

La capitalización de cualquier obra que vaya en beneficio de la comunidad es un partido que todos debemos jugar, agrupado como equipo en representación de un pueblo que los clama a viva voz.  

Compartir artículo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga mejores resultados al momento de
querer informarte a través de lasultimasnoticias.net puedes informarte mejor en. Sobre las Cookies,

Tambien puedes saber mäs acerca de nuestra Política de Privacidad

aceptar