La degradación ambiental de Haití tiene un impacto devastador en futuro nación caribeña

Haiti

HAITI .- El impacto de la deforestación en Haití tiene consecuencias nefastas para la sobrevivencia de sus habitantes, pues su cobertura forestal es de apenas un 0.32%, lo que representa un fuerte impacto para la producción de agua potable y para la agricultura.

Ese deterioro ambiental se debe a varios factores de los cuales el más importante es la falta de energía eléctrica, pues según el Banco Mundial alrededor de un 80% de la población haitiana suple su necesidad de energía con el carbón vegetal.

Así pues, la producción de madera para la combustión se considera el principal objetivo del corte de árboles en Haití.

Conforme a un estudio de 2018 del economista y politólogo Joseph Harold Pierre, solo el 40% de la población haitiana tiene acceso a la electricidad, mientras que la luz difícilmente llega a los hogares.

Haití ocupa el lugar 174 sobre 180 países con un índice de desempeño ambiental de 33.74 sobre 100.

Este muy bajo desempeño de Haití se explica en buena medida por el que el país haya conocido una gran deforestación.

Según un estudio de 2016 de investigadores de la universidad de Temple en Estados Unidos, la cobertura forestal de Haití pasó de 4.4% en el 1988 a solo 0.32% en el 2016.

El mismo estudio revela que 42 de las 50 montañas más grandes de Haití han perdido todo su bosque primario.

Sin embargo, otros científicos de Grand Valley State University ponen en duda estos resultados al concluir que la cubertura vegetal de Haití para los años 2010/2011 era de 32.3%, o sea 10 veces mayor.

Esta discrepancia puede estar en la definición de bosque que no concuerda en los dos estudios o en extrapolaciones que dan resultados erróneos.

Si bien estos estudios llegan a conclusiones muy dispares, eso no quita el que la deforestación en Haití necesite una respuesta sumamente urgente.

Las consecuencias. La deforestación tiene muchos efectos nefastos sobre Haití. Se ha aumentado el riesgo de desastres naturales que amenaza la biodiversidad, necesaria para la reproducción de las especies agrícolas y forestales.

Hoy en día, según un nuevo estudio de la Universidad Estatal de Oregón de los Estados Unidos, es inviable la supervivencia de muchas especies endémicas de Haití como reptiles y anfibios.

El estudio de la Universidad de Temple, que ubica en 0.32% la cobertura forestal de Haití, establece que en las próximas dos décadas, o sea en el 2036, ese país perdería toda su cubierta forestal primaria.

Esto no significa que no haya árboles en la isla, pero que ya no cumplirán su función original, sino que serán casi decorativos.

Aunque los científicos de Grand Valley State University consideran exagerada esta predicción, lo que sí es cierto es que no hay ninguna política efectiva de reforestación y que, peor aún, esta situación hace más vulnerable a los pobres ante los cambios climáticos.

Ante los retos que tiene el mundo de hoy por las secuelas del calentamiento global, Haití también de debe desarrollar cierta sensibilidad con el tema y empezar a plantear que la deforestación requiere una respuesta urgente.
Agricultura y construcción. La tala de árboles para el cultivo representa otra causa de la deforestación de Haití, ya que la extrema pobreza de los haitianos los empuja a limpiar el bosque para dar paso a la agricultura de subsistencia.

También en los campos, muchas de las montañas desprovistas de cubierta vegetal se explotan como extraer arena para la industria de la construcción.
A pesar de todo, la causa más importante de la deforestación en Haití es la ausencia de política forestal y de reducción de la pobreza que no ha implementado el Estado haitiano.

Sin embargo, entre las causas, hay que agregar también las que, de una forma u otra, son atribuibles a Francia y Estados Unidos. Para pagar la deuda de la Independencia, los gobiernos haitianos tuvieron que exportar una gran cantidad de madera como campeche, zángano y caoba.

Entre 1820 a 1880, la exportación de madera haitiana pasó de 2 millones a 322 millones. Por su parte, los Estados Unidos, durante la ocupación (1915-1934) y la Segunda Guerra Mundial, participó en la deforestación plantando madera de caucho que era necesaria para la guerra.

Fuentes ingresos
Un estudio de 2018 del Banco Mundial revela que el negocio del carbón es la segunda cadena de valor más grande relacionada con el sector agrícola en Haití. El tamaño de este mercado al nivel nacional es de alrededor de US$392 millones al año, equivalente al 5% del Producto Interno Bruto haitiano. Este negocio representa una proporción importante (16%) de los ingresos de las familias rurales.

Fuente

Comparte esta noticia en:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print