La prostitución: una practica tan vieja como la vida misma

Por Carlos Candelario Veras / La prostitución es vender placer sexual, es entregar nuestro cuerpo por dinero; es como una fuente de trabajo que los seres humanos usan para sobrevivir.

La prostitución ha existido desde la antigüedad. Era usada como un medio de diversión. Las mujeres fungían como esclava para los hombres.

Hoy en día está muy avanzada, es un caso que  sucede mucho en nuestro país, principalmente en las jovencitas. Estas se van de su casa para independizarse y llega un momento  en que se encuentran acorraladas por su mente, no tienen qué comer ni qué vestir y acuden a esta práctica.

Existe el caso de la prostituta madura, “la señora” que abandona a sus hijos para dedicarse a esto, estas mujeres son refutadas por la sociedad.

Es importante decir que no sólo las mujeres se prostituyen, también lo hacen los hombres, porque no quieren trabajar y se encuentran la vida más fácil de esta forma.

Principales causas:

La falta de conocimiento y experiencia. En esta situación hay menos conciencia de las consecuencias de nuestros actos, de manera que actuamos sin pensar en lo que pueda venir luego.

La carencia de apoyo y orientaciones por parte de los padres. Cuando una jovencita no se preocupa por estudiar o no la educan sus padres desde pequeña, crece así, sin ningún interés de aprender, esto hace que se deje arrastrar por la prostitución con mayor facilidad.

Los  problemas mentales, emocionales o por el uso de drogas. Si una persona no está bien de la cabeza, como se dice en un lenguaje popular, actúa sin control de sí y no sabe lo que hace, esto es aprovechado por personas mal intencionadas.

Por la falta de oportunidades de trabajo para nuestros jóvenes. Muchas de las mujeres que se ven introducidas en esta práctica tan vergonzosa, lo hacen porque no tienen trabajo, se desesperan, se van a las calles a buscársele como puedan y así poder mantener a sus hijos.

Otras lo hacen por ambición, modas o satisfacción, les gusta hacerla, se sienten bien así y punto.

Principales consecuencias:

Es un medio para las  enfermedades de transmisión sexual. Al ser personas promiscuas, o sea que tienen sexo con diferentes personas,  si la mujer vive con un hombre desconocido éste puede tener una enfermedad de transmisión sexual y ella es contagiada automáticamente. Después vive con otros sucesivamente. este fenómeno  se convierte en una red que va acabando con las vidas de las personas  que usan esta práctica, a veces llega a personas inocentes, como la señora que está es su casa tranquila y llega el hombre de las calles sucio y enfermo a tener relaciones sexuales.

Es rechazada por la sociedad. Lamentablemente esta práctica es prejuiciada y condenada por las religiones, sólo los hombres de las calles, los que andan buscado placer a como de lugar, quieren estar con una prostituta. Una persona decente se aparta ella.

No es aceptada por la familia. Los diversos miembros de la familia no quieren saber de las prostitutas y se avergüenzan de eso.

Maltratos físicos, sicológicos y sexuales. Los hombres principalmente les hacen daños después de usar a estas mujeres de las calles, las golpean, las hieren con palabras, la utilizan sexualmente a la fuerza y si estas atenta, a veces hasta las asesinan para no pagarle.

El sufrimiento. Todos estos efectos negativos que provoca este fenómeno traen consigo: soledad, vacío interior, angustia, preocupación, amargura, depresión, infelicidad y muerte.

Compartir artículo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga mejores resultados al momento de
querer informarte a través de lasultimasnoticias.net puedes informarte mejor en. Sobre las Cookies,

Tambien puedes saber mäs acerca de nuestra Política de Privacidad

aceptar