¿Tendrá razón Wall Street? Último tramo de la recuperación económica mundial será el más difícil

Foto: Fuente externa

Por Danilo Díazgranados

Ingeniero Financiero | Especialista en Finanzas Internacionales
Sobre el Autor

En cualquier competencia deportiva, el tramo más difícil es cuando se acerca el final de la contienda. Es en ese preciso instante cuando se requiere de un mayor esfuerzo para rematar y asegurar el triunfo.

Y más o menos en esos términos es que los economistas de Wall Street definen la recuperación económica mundial, la cual “comenzó con energía y ahora se constituye en un gran esfuerzo”. Advierten que “el último tramo será el más difícil”.

Una cifra cercana a los 20 billones de dólares ha desembolsado los gobiernos y bancos centrales en estímulos para tratar de regresar las finanzas de sus respectivos países al estadio prepandémico.  Pero, en razón de las circunstancias, el último tramo por recorrer pareciese ser el más cuesta arriba.

Entre las causas que sustentan lo afirmado desde Wall Street, se destaca que los responsables de formular las políticas públicas podrían intentar la reducción del gasto fiscal, tal y como se ha visto en Estados Unidos. De igual manera se vislumbra la posibilidad de que la reducción de puestos de trabajo sea una estrategia que se torne permanente. Algunas grandes empresas despidieron a miles de empleados en el transcurso de la semana pasada y ello es motivo de preocupación.

A lo anterior se suma el rebrote del virus en Europa y las altas cifras de infección en Latinoamérica, además del sube y baja de los contagiados en Estados Unidos. Se acerca la época de las bajas temperaturas y los gobiernos están en la obligación de preservar la salud, así que se imponen nuevas etapas de confinamiento para la población.

Ante ese panorama, los inversionistas se muestran más cautelosos. El optimismo desciende y ello se manifiesta al observar, por ejemplo, los índices S&P 500 y el Stoxx 600 de Europa. El primero de ellos descendió en septiembre, luego de 5 etapas consecutivas de crecimiento, y el europeo también redujo las ganancias.

Aunque la economía mundial ha demostrado ser menos frágil de lo que muchos analistas vaticinaban, lo cierto del caso es que lo que se avecina pudiese ser otra temporada de austeridad. Muchos países no cuentan con el músculo financiero suficiente que les permita, una vez más, hacer frente a los vaivenes de la economía. La ausencia de una vacuna, también frena las aspiraciones de las naciones de una recuperación en “V”.

Las empresas no cuentan con suficientes ingresos, ya que se han visto en la necesidad de recortar puestos de trabajo y reducir su producción ante un mercado que cada vez se vuelve más restrictivo. Algunos economistas se muestran escépticos frente al optimismo mostrado por algunas firmas que predicen un cuarto trimestre con mejores índices en el comportamiento de la economía global.

Tan solo la llegada del periodo podrá despejar las dudas. Mientras tanto, ¿estarán dispuestos los gobiernos a seguir manteniendo las subvenciones a particulares y empresas que les permitan mantenerse a flote? Eso aún está por verse. Por ahora, las economías siguen en la ruda competencia por estabilizarse y algunas comienzan a dar señales de cansancio en lo que podría ser la recta final.

Compartir artículo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Más Leídos

de esta sección

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga mejores resultados al momento de
querer informarte a través de lasultimasnoticias.net puedes informarte mejor en. Sobre las Cookies,

Tambien puedes saber mäs acerca de nuestra Política de Privacidad

aceptar