En menos de 15 días, 151 haitianos han intentado ingresar a Puerto Rico en yola

Haitianos viajan con embarcaciones artesanales a Puerto Rico. (FOTO: IMAGEN ILUSTRATIVA)

PUERTO RICO . — Huyendo del caos, la pobreza y la violencia imperante, son miles los haitianos que emprenden un largo y peligroso viaje en busca de mejores condiciones de vida para subsistir. Puerto Rico, el destino predilecto de dominicanos, también se está convirtiendo en el de sus vecinos en Haití.

Así lo confirma el portavoz de la Guardia Costera de Estados Unidos, Ricardo Castrodadquien precisó que desde agosto pasado se viene produciendo un incremento de viajes ilegales de haitianos. 

«Las poblaciones que mayor transitan en el Canal de la Mona en estos tipos de viajes mayormente son dominicanos pero muy de cerca le sigue la población haitiana. Desde agosto del año pasado se ha dado estos viajes con haitianos, desde entonces ha habido un incremento marcado de los viajes de haitianos hacia Puerto Rico, muchas veces en estos viajes vienen de ambas nacionalidades en una sola embarcación», agregó el funcionario en declaraciones al medio Primera Hora de Puerto Rico.

Solo en estos primeros 12 días de mayo, la Guardia Costera ha reportado tres interceptaciones de embarcaciones improvisadas con pasajeros haitianos.

Según lo reseñado en la agencia de noticias EFE, el pasado 4 de mayo, agentes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos detuvieron a 59 migrantes haitianos después de que desembarcaran en Rincón, municipio de la costa oeste de Puerto Rico.

En ese lugar, las autoridades hallaron la embarcación abandonada de 30 pies de eslora con dos motores fuera borda sin ninguna marca ni registro, y contenía productos alimenticios.

Realizando un registro del área alcanzaron a detener a un grupo de 59: 23 mujeres, 35 hombres y un menor de edad.

Cuatro días después, el domingo 8 de mayo, durante un operativo de la Guardia Costera en la que intervino también la Armada Dominicana se detuvo a 69 migrantes indocumentados, entre ellos había 25 dominicanos y 44 haitianos. Estos se dirigían Puerto Rico a bordo de una embarcación de fabricación artesanal que zozobró al noreste de Cabo Engaño, La Altagracia.

El viaje ilegal cobró la vida de una mujer haitiana. De los 44 haitianos sobrevivientes al naufragio 18 eran hombres y 26 mujeres.

Este jueves (12/05/2022), con cuatro días de diferencia, otra embarcación fue interceptada. Las autoridades han rescatado 38 personas con vida, 36 haitianos y dos dominicanos.

Once mujeres haitianas perdieron la vida en este tercer viaje. De esta manera se eleva a 12 los fallecidos en menos de 15 días y son precisamente del género femenino.

La embarcación, sospechosa de transportar migrantes de forma ilegal desde República Dominicana, volcó a aproximadamente 10 millas náuticas al norte del islote puertorriqueño de Desecheo. La Guardia Costera informó que continúa rastreando la zona en búsqueda de posibles sobrevivientes o muertos.

En total, han sido 151 los haitianos interceptados en viajes ilegales a Puerto Rico, donde solo 139 han sobrevivido.

La franja marítima conocida como Canal de Mona, que separa la República Dominicana de Puerto Rico, es una ruta habitual de migración y todas las semanas son intervenidas embarcaciones y también es escenario de naufragios como el de este jueves.

En los últimos meses se ha incrementado el flujo de migrantes haitianos que usan esta ruta para tratar de llegar a Estados Unidos, debido a las dificultades que plantea el acceso a ese país por tierra a través de México.

Los migrantes haitianos usan barcos de fabricación artesanal y parten hacia Puerto Rico desde su propio país o desde la vecina República Dominicana. Son embarcaciones no aptas para navegar, indicó  Castrodad.

Viaje criminal

Como un viaje criminal definió un líder haitiano residente en Puerto Rico, la migración de sus compatriotas a la isla. 

Leonard Prophil dijo a el portal boricua “El Nuevo Día” que alrededor de 72 personas eran las que venían en la embarcación y que además duró tres días en alta mar antes de zozobrar en la isla de Desecheo.

Los inmigrantes que toman este peligroso trayecto en alta mar sufren hambre y los suministros como el agua se acaban, incluso cuando la yola se pierde pueden durar hasta siete u ocho días en el mar. “Es un viaje bien criminal”, lamentó Prophil.

“La persona está arriesgando su vida para buscar mejor vida porque en Haití no se puede vivir. Es tan difícil la situación. No hay vigilancia y han usado Haití como un puente para las drogas y armas de fuego. Por eso todo el mundo está armado en Haití. (…) Hay niñas con 15 años embarazadas”, denunció.

¿Qué pasa con el migrante que llega en yola a Puerto Rico?

Además de la posibilidad de morir en el intento, Castrodad indica que los que sobreviven a este viaje requieren asistencia médica de inmediata por haber sufrido las inclemencias del tiempo, hambre e insolación.

Señaló que los viajeros ilegales son atendidos en hospitales, luego de que se estabilizan son depurados. Algunos son deportados a su país de origen y los reincidentes sometidos a la Justicia.  

Fuente.

leave a reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga mejores resultados al momento de
querer informarte a través de lasultimasnoticias.net puedes informarte mejor en. Sobre las Cookies,

Tambien puedes saber mäs acerca de nuestra Política de Privacidad

aceptar