La familia y el apoyo emocional en la vejez


sugel
Por Martha Álvarez de Matias, MA | Instructora de Masajes Infantil para Padres

En la vejez, el nivel de dependencia tanto física como psicológica se incrementa, haciendo al envejeciente  más vulnerable. Una adecuada red de apoyo se relaciona con un estado emocional más sano y una actitud favorable ante esta etapa de la vida.

La familia es una fuente de apoyo emocional que proporciona sentido de pertenencia, seguridad, confianza y apoyo social. Tanto la salud física como psicológica aumenta en los adultos mayores cuyos lazos familiares son fuertes en comparación con los envejecientes  que viven solos. El bienestar en las personas mayores disminuye los sentimientos de aislamiento y aumenta conductas saludables.

El apoyo emocional que puede proporcionar la familia en esta etapa del ciclo vital debe abarcar expresión de afecto sincero, empatía y seguimiento frecuente. Las personas mayores necesitan sentir que son  parte importante de la sociedad y de su entorno cercano. Desean sentir que son necesarios. Una de las riquezas de la vejez es la experiencia vivida y los recuerdos de generaciones anteriores que le aportan a la actual, información de sus raíces.

Según el doctor Zúñiga Gil, médico internista y geriatra,  mientras más sólida sea la red de apoyo en la familia, más difícil será que el adulto mayor se deprima. Hay que hacerlos partícipes, asignándoles un rol especifico en la familia. Existen aspectos como la soledad, el aislamiento, la dependencia y cambios en el envejeciente que hacen el cerebro vulnerable de desarrollar trastornos bioquímicos que los pudieran llevar a la depresión.

Lo que se debe hacer

Es necesario que el envejeciente reciba apoyo emocional mediante cuidados, expresiones de sentimientos de valía, afecto y atención empática de los hijos, médicos, vecinos e iglesia. Además de ayuda económica, en el hogar y en el cuidado personal.

Es importante que nuestros envejecientes:

  • Participen en actividades sociales (iglesia, cumpleaños, celebraciones)
  • Reciban o realicen visitas  a amigos, familiares y vecinos
  • Salir a pasear
  • Lean
  • Vean películas que enfoquen la vejez de manera positiva
  • Tengan oportunidad de compartir con sus nietos
  • Efectúen alguna actividad que disfruten como escribir, tejer, cuidar a los nietos, entre otros.
  • Tomar en cuenta sus puntos de vista.

Es importante que cada miembro de la familia sienta que todos colaboran de alguna manera con el bienestar común, esto ayudará a vivir un envejecimiento más satisfactorio.

Más Noticias Opinión

Comparte esta noticia en:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print