Toronto vence a los 76ers y vislumbra las Finales del Este.

Kawhi Leonard

Los canadienses se colocan 3-2 en la serie

Esta vez no fue necesaria una gran actuación de Kawhi Leonard, que no obstante estuvo bastante bien, 21 puntos y 14 rebotes y algunas acciones preciosas, con el lunar— por poner algo— del 0/4 en triples. No hizo falta que La Garra se impusiera a todos los mortales para que Toronto siguiera en pie. Con el 1-2 dijo aquello Kyle Lowry de que tenían que ayudar a Leonard. Anoche, en Toronto, se vio más que nunca esto.

Ganaron los Raptors a los 76ers, más bien les arrasaron (125-89) y con 3-2 en su haber se quedan a un triunfo de volver a las Finales del Este. Se trata de un escenario que es el tope histórico de la franquicia, alcanzado en 2016 para caer 4-2 contra los Cavaliers de LeBron James. El Rey del Este se fue al Oeste y Toronto, con Leonard en sus filas pero también con crecimientos como el de Pascal Siakam o el paso adelante reciente de Lowry, la llegada de Marc Gasol o lo importante que es Danny Green está muy cerca de volver a la gloria.

Ayer le bastó al cuadro de Nick Nurse con un brutal segundo cuarto (37-17) para poner el candado a la noche. Al descanso, tras aguantar el primer cuarto los 76ers, los locales llevaban un claro 64-43. No hubo más historia.

Leonard, el mencionado doble-doble; Siakam, 25 puntos; Gasol 11 unidades; Lowry, 19 tantos, 6 rebotes, 5 asistencias; Green, 17 puntos y 5/7 en triples. Titulares potentes, aliviados cuando fue necesario por Serge Ibaka desde el banquillo. Para él, 10 puntos en 22 minutos, golpe en la cabeza con sangre mediante y nuevo trabajo defensivo sobre Joel Embiid.

Y Embiid, naufragio otra vez, convaleciente de sus problemas de salud. El camerunés no durmió el sábado apenas en la previa del Game 4, asolado por vómitos y malestar general. Esa debilidad se prolongó hasta este martes. El pívot, con problemas para respirar, dejó 13 puntos, 6 rebotes pero ¡8 pérdidas! Los 76ers necesitan ahora mismo al mejor Embiid para que esto cambie de rumbo.

“Fastidia”, dijo Embiid tras el duelo, en declaraciones recogidas por ESPN. Y no puso excusas a pesar de su estado. “Debería haber hecho un mejor trabajo para que pudiéramos ganar. Tengo que hacer las pequeñas cosas. Debo aparecer cuando me necesitan para anotar, hacer pantallas, rebotear mejor. Eso es cosa mía. Tengo que hacer más”.

‘Game 5’, el jueves

La conclusión de la jornada fue tan cómoda para Toronto que pudo cerrar el día sin Leonard en el parqué, sustituido a falta de poco menos de 8 minutos y 103-73 a favor. Descanso ahí para él, pero sin descanso en la serie. En 48 horas tenemos otro duelo de semifinales del Este. Philadelphia, con la soga al cuello y sin red, recibe a Toronto en su deseo de forzar el séptimo partido. Un Game 7 que de darse se celebraría el domingo. Los Sixers no llegan a las Finales del Este desde 2001, cuando vencieron a los Bucks por 4-3 y se plantaron en las Finales de la NBA contra los Lakers. El anillo se les escapó entonces por un claro 4-1.

Fuente

Más Deporte

Compartir artículo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga mejores resultados al momento de
querer informarte a través de lasultimasnoticias.net puedes informarte mejor en. Sobre las Cookies,

Tambien puedes saber mäs acerca de nuestra Política de Privacidad

aceptar