Denver zarandea a los Blazers para rozar las Finales del Oeste

Nikolas Jokic

Denver y Portrland En una serie de semifinales cuyos duelos se habían decidido por escaso margen, los de Colorado arrasaron a Portland anoche para ponerse 3-2

La capacidad de reacción que han tenido los Nuggets tras la noche de todos los tiempos, aquella del viernes pasado y las cuatro prórrogas, es digna de mención. Tras pelear de esa forma y caer contra los Blazers después de cuatro horas casi de partido, cualquiera pudiera haberse hundido y convertido el 2-1 en contra en 3-1 y media temporada en el suelo. Sin embargo lo que hicieron los Nuggets fue ganar el Game 4a domicilio y con la serie 2-2 volver a casa, a Colorado, y quedarse con media puerta abierta para entrar en las Finales del Oeste.

Esta noche los Nuggets han arrasado a los Blazers en el quinto duelo de las semifinales del Oeste (124-98) y han colocado un esperanzador 3-2 que para nada es definitivo pero sí muy favorable. Si esta serie y si estos playoffs nos han demostrado algo es que puede pasar cualquier cosa. No tumbemos todavía a los Blazers, que el jueves reciben a Denver en el Moda Center con la obligación de ganar para forzar el Game 7 del domingo.

Jokic, ¿qué más se puede decir de él?

El balcánico firmó 25 puntos, 19 rebotes y 6 asistencias en 34 minutos y 13 segundos. Según StatMuse, el único jugador desde que se introdujo el reloj de posesión con igual o más puntos y rebotes en menos de 35 minutos en un duelo de los playoffs fue Hakeem Olajuwon en 1986.

Jokic, al que apenas 35 minutos le deben de parecer gloria en una eliminatoria con gran carga de presencia en la pista, hizo números que globalmente no se veían en una post temporada desde LeBron James, en 2010. ¿Suficiente? Sí, pero The Joker hizo otro hito estadístico más, puesto que sus 19 rebotes le permiten empatar en el tope de la historia de Denver en un duelo de playoffs.

Iguala con las 19 capturas de Marcus Camby en 2007 y de Bison Dele en 1994.

Portland no fue rival

Los Blazers, con Damian Lillard en 22 puntos pero 2/9 en triples, sucumbieron toda la noche y no llegaron a ponerse por delante nunca. Con una desventaja que llego a fijar una máxima de 31 puntos, Portland antes ya empezó a descolgarse en el primer cuarto (31-25) y se fue del todo casi al descanso (34-22 y 65-47). Paul Millsap hizo un gran trabajo de ayuda en esta primera parte, con 19 de los 24 puntos con los que cerró la velada anotados en este periodo.

Conforme caían los minutos, la paliza era mayor para Portland (93-65 a final del tercer cuarto). El camino final del martes fue plácido para los de Mike Malone, que incluso pudo dar algunos minutos a los que nunca aparecen en estos playoffs, aunque sigue sin poner sobre la pista a Isaiah Thomas. Denver está a un duelo de volver a las Finales del Oeste que no pisa desde 2009, días de Carmelo Anthony. Portland lo querrá evitar el jueves y llevar todo hasta el Game 7.

Fuente

Más Deportes

Comparte esta noticia en:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print