Westbrook, triple-doble por tercera temporada seguida; ganan los favoritos.

HOUSTON.- El base Russell Westbrook volvió a ser el protagonista en la jornada de la NBA al conseguir las tres asistencias que necesitaba para asegurar por tercera temporada consecutiva un triple-doble en sus estadísticas.

Una asistencia en cada una de las primeras tres canastas de su equipo de los Thunder de Oklahoma City que ganó por 123-110 a los Pistons de Detroit fue todo lo que necesitaba para asegurar una nueva marca.

Paul George anotó canasta a falta de 10:54 del primer cuarto con asistencia de Westbrook, que llegó a las 730 asistencias en la temporada. Como puede terminar la temporada regular con un máximo de 73 partidos jugados el promedio de 10 ya lo tiene asegurado.

Westbrook se convirtió en el primer jugador desde 1962 -segundo de todos los tiempos- en promediar un triple-doble por tres temporadas consecutivas, que inició en la del 2016-17.

La temporada pasada lo hizo de nuevo, necesitando 16 rebotes en el último partido de la competición regular y anotar al menos 20 puntos para asegurar el promedio.

Westbrook tiene 31 triples dobles esta temporada, con el tercer puesto más alto en una temporada. Tiene el récord de 42 triples dobles en una temporada, establecido en 2016-17.

El pasado martes, Westbrook hizo historia al convertirse en el segundo jugador en conseguir partido de 20-20-20: 20 puntos, 20 rebotes y 21 asistencias.

A principios de esta temporada, Westbrook hizo historia en la NBA al conseguir un triple-doble en 11 partidos consecutivos, lo que ha convertido el gran reto del triple-doble en algo casi rutinario y ya sin ningún tipo de emoción.

Westbrook llegó al partido frente a los Pistons con promedios de 23,0 puntos, 11,1 rebotes y 10,5 asistencias.

La jornada también dejó los triunfos de todos los grandes favoritos que ya están clasificados para los playoffs, pero necesitan asegurar los puestos de cara a la competición.

Los Warriors de Golden State dieron un paso más para asegurar la primera posición del Oeste, pero su entrenador, Steve Kerr, tiene algunas preocupaciones de cara a los playoffs.

A Kerr le molestan las pérdidas de balón y los rebotes, dos asuntos que volvieron a surgir ante los Cavaliers de Cleveland y convirtieron lo que parecía que iba a ser otra victoria abultada, en una más ajustada de lo necesario, por 120-114.

El pívot serbio Nikola Jokic convirtió 10 de sus 22 puntos en el último cuarto, el ala-pívot Paul Millsap terminó con 25 y los Nuggets de Denver se coronaron campeones en la División Noroeste luego de ganar 119-110 a los Trail Blazers de Portland.

Jokic aportó 13 rebotes y nueve asistencias para guiar a los Nuggets a su primer título de campeón de división en seis años.

Los Nuggets (53-26) se aseguraron ocupar, como mínimo, la tercera posición de la Conferencia Oeste, y siguen en la lucha con los Warriors (55-24) por la primera y la ventaja de campo.

El escolta James Harden volvió a ser el líder de los Rockets de Houston al aportar 26 puntos, ocho rebotes y ocho asistencias en el partido que ganaron con facilidad por 120-96 a los Knicks de Nueva York y siguen en el tercer puesto del Oeste.

Para Harden, que jugó apenas 29 minutos, el partido no fue tan espectacular como su anterior contra los Knicks, cuando empató la mejor marca de su carrera al anotar 61 puntos en la victoria que el pasado 23 de enero lograron por 110-114 en el Madison Square Garden.

En sus anteriores tres duelos contra Nueva York, Harden logró promedio de 43 tantos en cada uno.

El escolta Donovan Mitchell y el novato Grayson Allen, que estableció su mejor marca como profesional, anotaron 23 puntos cada uno y los Jazz de Utah lograron el séptimo triunfo consecutivo al vencer por 119-98 a los Kings de Sacramento.

El ala-pívot LaMarcus Aldridge anotó 24 puntos y los Spurs de San Antonio ganaron a domicilio 112-129 a los Wizards de Washington, pero siguen octavos en la Conferencia Oeste.

Los aleros Jason Tatum y Gordon Hayward anotaron 22 y 21 puntos, respectivamente y los Celtics de Boston vencieron a domicilio 97-117 a los Pacers de Indiana y se quedaron solos en el cuarto puesto de la Conferencia Este.

El base Kemba Walker anotó 29 puntos, el escolta Jeremy Lamb consiguió un triple crucial y los Hornets de Charlotte ganaron 113-111 a los Raptors de Toronto.

Orlando Magic estableció un récord de franquicia con 81 puntos en la primera mitad y apabulló 149-113 a los Hawks de Atlanta, en su último partido en casa de la campaña regular mientras mantiene vivas sus aspiraciones de avanzar a los playoffs.

Las mismas que pierden los Heat de Miami al caer derrotados por 111-109 ante los Timberwolves de Minnesota.

En otros partidos de la jornada, Memphis ganó 122-112 a Dallas y Phoenix, en la prórroga, se impuso 133-126 a New Orleans.

Fuente ., AGENCIA EFE .

Comparte esta noticia en:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print