Los Astros de Houston vuelven a casa y buscan resolver Serie Mundial

Dusty Baker, manager de los Astros de Houston, hace una indicación durante la práctica de bateo del miércoles 2 de noviembre de 2022. (AP/MATT SLOCUM)

HOUSTON . — Es difícil olvidar la vez anterior que el actual manager de los Astros tuvo una ventaja de 3-2 en la Serie Mundial, de cara al sexto encuentro previsto para este sábado y de vuelta en Houston ante los Filis de Fliadelfia.

Si los Astros ganan, serán campeones.

Dusty Baker ha estado aquí antes.

En 2002, los Gigantes de San Francisco eran dirigidos por Baker y tenían como su mayor figura a Barry Bonds, a la postre el mayor jonronero de la historia. Llegaron al sexto juego contra los Angelinos de Los Ángeles también arriba por 3-2.

Como el equipo visitante para los últimos dos compromisos de esa serie, los Gigantes desperdiciaron una ventaja de cinco carreras en el sexto duelo, para perderlo por 6-7. En el séptimo, los Angelinos se coronaron al imponerse por 4-1.

Veinte años después, en su tercer viaje a un Clásico de Otoño, Baker busca todavía ese campeonato que se le ha escapado tras un cuarto de siglo como piloto en las mayores. Como pelotero, acudió tres veces a la Serie Mundial con los Dodgers de Los Ángeles y lo ganó todo como un estupendo bateador y jardinero izquierdo en 1981.

Con A.J. Hinch como manager, los Astros lideraban también la Serie Mundial por 3-2 en 2019, ante los Nacionales de Washington, que se coronaron en siete encuentros.

Baker, de 73 años y cuyo contrato expira al final de la postemporada. Insistió también en que no ha dedicado tiempo a preocuparse por su futuro.

«Simplemente he aprendido con el tiempo que hay que vivir la vida, hacer lo correcto, aprovechar el momento disfrutar lo más que pueda uno», comentó. «Hay que disfrutar este viaje… Siempre pensé: ‘Bueno, cuando deba ganar ganaré y cuando deba firmar un contrato lo firmaré’. Entretanto, sólo voy a salir y a disfrutar lo que he estado haciendo por mucho tiempo».

Ese hecho histórico se presentó en el cuarto juego, antes de que Justin Verlander ganara por fin un duelo del Clásico de Otoño en el quinto compromiso, gracia a un jonrón clave del novato dominicano Jeremy Peña y a una tremenda atrapada de Chas McCormick en el noveno inning.

Pese a una racha de dos derrotas, el manager de Filadelfia, Rob Thomson, no está preocupado por su equipo. Después de todo, es el mismo plantel, encabezado por Bryce Harper y Kyle Schwarber, que se sobrepuso a un comienzo de 22-29 para llegar a los playoffs, algo que los Filis no lograban desde 2011.

«Hemos jugado una pelota realmente buena», dijo Thomson. «No pienso que haya motivo para el pánico. Simplemente tenemos que seguir haciendo lo que hemos hecho. Hay que concentrarse en los detalles. Siempre les digo: ‘Concentrémonos en las cosas pequeñas y ocurrirán cosas grandes'».

Houston colocará en la lomita al dominicano Framber Valdez ante Zach Wheeler el sábado por la noche. Será una repetición del duelo monticular registrado en el segundo juego, que los Astros ganaron por 5-2. AP

leave a reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga mejores resultados al momento de
querer informarte a través de lasultimasnoticias.net puedes informarte mejor en. Sobre las Cookies,

Tambien puedes saber mäs acerca de nuestra Política de Privacidad

aceptar